Caldos y sopas

Para las noches de invierno, nada mejor que empezar con alguno de nuestros caldos caseros

 

Caldo  de verduras

 

Caldo  de mariscos

 

Caldo de los Abuelos:

Caldo de verduras con arroz y trocitos de pollo

 

Sopa de los enamorados:

Caldo mixto con verduras trituradas y deshidratadas que conservan las proteínas, sales y vitaminas

Preparado a nuestra manera, con huevo y parmesano